Informativos Teleyecla

Empate en un partido loco donde el Yeclano pudo ganar y perder
David Castillo   |   14 de Noviembre de 2021  -  20:47:02
El Yeclano Deportivo no pasó del empate en la visita al Morao en un partido que primero no supo cerrar tras un buen inicio, que se le complicó después, y al que le faltó remachar en los diez últimos minutos. Los de Adrián Hernández dieron un paso atrás respecto a juego y consistencia, protagonizando el peor partido por ahora en cuanto a la parcela defensiva, y pierden virtualmente el liderato en favor del Cartagena B.

Y eso que el choque se le puso de cara de bien pronto. A los tres minutos, un envío en largo a Pau Pérez iba a suponer el primer gol de la mañana, con un acertado tiro cruzado del de Novelda en posición casi escorada. El conjunto azulgrana, aunque no conseguía rasear como le gusta ante lo seco del verde, dispuso entonces de un cuarto de hora de buenas sensaciones y ocasiones, no sin antes un aviso de Gladison que, en una tesitura muy parecida a la del gol del Yeclano, disparó fuera.

El portero Álex Iglesias le salvó una buena a Salinas, y en una presión alta se dio otra opción de remate con Melgar que se marchó fuera. La tesitura parecía propicia para encarrilar el partido pero, inexplicablemente, el Yeclano fue dando pasos atrás y pese a tener hasta seis jugadores de corte defensivo, la parcela destructiva llegaba siempre a destiempo, con desorden y sin el oficio que se le espera al equipo menos goleado. Un centro de Robles primero, y una acción entre Dani Denot y el ex azulgrana Renato después, provocaron pánico y desconcierto en los azulgranas hasta el merecimiento claro del empate por parte del Caravaca. Los locales, sin Luis Franco ya destituido sorpresivamente durante la semana, demostraron porqué Lorca y Cartagena B cedieron puntos en El Morao y dieron mucho trabajo a un Iván Martínez que se lució en varias paradas de mérito ante Gladison.

El descanso debió servir de aviso a los azulgranas para enderezar el rumbo todavía con el resultado de cara, y aunque se logró frenar algo mejor al Caravaca, el brío empleado no fue el suficiente. Salinas volvió a tener otra, disparando escorado y forzado a las manoplas de Álex Iglesias. El Caravaca mostraba menos mordiente, pero aún así tuvo una falta muy peligrosa de Gimeno que rechazó atento Iván. Adrián apostó por dosificar los cambios y modificar dibujo retrasando carrileros y adelantando a Gabri Clemente, pero antes de dar tiempo a cuajar a estas variaciones, una rápida transición caravaqueña con nefasta respuesta defensiva yeclana dio con Gladison en posición idónea para, esta vez si, anotar el empate. Con diez minutos de caraja, blandura mental y falta de liderazgo, el Yeclano intentó rehacerse mientras veía como Hamza perdonaba el 2-1 para los locales.

Mejoró la presión alta azulgrana, y De Dios protagonizó una llegada muy peligrosa que salvó el portero local. Con cierta ruptura incomprensible entre líneas, Fran Díez aprovechó una laguna descomunal en el pivote para irse como Pedro por su casa y lanzar desde la frontal a la cepa del poste, esquivando caprichosamente la madera el gol de la victoria del Caravaca. Ya con la doble amarilla de Escribano al borde del tiempo reglamentario, el Yeclano trató de acechar el área rival más por ímpetu que por cabeza. Más de uno echó en esos minutos en falta en el Antonio Martínez “El Morao” a otro Antonio Martínez, “el juvenil” que esta vez no tuvo minutos y que quizá habría podido aportar en esas trancas y barrancas la retranca que a los pipiolos de sus compañeros les falta.

Eso sí, Ros Gómez decidió no señalar en el descuento un penalti sobre Gabri Clemente aparentemente tan claro como absurdo en un despiste de Chopo, cuya retirada rápida de la zona con mirada abajo evidenciaba que ahí podía haber dado al traste el arduo trabajo de su equipo.

Pese a la intranquilidad latente en algunos sectores de la afición y las contrariedades futbolísticas que evidencia el equipo desde la lesión de Riquelme, los números y la lógica han de derivar en cordura para seguir tratando de evolucionar a un equipo que, eso sí, debe meterse a fuego que en el Yeclano se ha de ser currele al 200% ya que hasta el presidente se llena las manos de yeso todos los días.








Informativos Teleyecla
2021 © Copyright Teleyecla, S.L.