Acceso al área de clientes



Acceder a mi cuenta
Sociedad

Tras la pista de la primera Virgen del Castillo
Redacción   |   12 de Diciembre de 2019  -  14:46:07
772 Visitas
Tamaño del texto
A   A   A   A   A
Facebook
La Junta Directiva de la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción ha informado de la existencia de una obra pictórica que podría estar vinculada a Yecla y, más concretamente, a las Fiestas de la Virgen y a sus orígenes. Se ha descubierto que la obra pictórica que presidía el santuario en los años en los que la compañía Martín Soriano Zaplana partió a Vinaroz, y al que se le perdió la pista, podría estar en manos de una galería de arte madrileña.

Es la obra que presidió la ermita del castillo de Yecla hasta 1819. La tabla fue adquirida por el alcalde y militar Pascual Spuche Ibáñez a cambio de nuevos ornamentos y es la imagen a la que rindieron culto los 61 soldados que regresaron ilesos de la denominada guerra de Cataluña en el s.XVII. Es el origen de las fiestas patronales de Yecla. Y el hallazgo de la pieza pictórica es un hito para la ciudad.

Antes de que el Papa Pío IX instaurase el Dogma de la Purísima Concepción el mundo católico, la imagen de la Virgen del Castillo representaba una advocación distinta, concretamente la Encarnación. En los tiempos en los que Martín Soriano Zaplana y los 60 yeclanos partieron a Vinaroz y volvieron sanos y salvos, la imagen pictórica que presidía el Santuario era la de la virgen de la encarnación o virgen de la leche, a la que ya se conocía como virgen del castillo.

Esta obra es la que habría dado el popular nombre de la Virgen del Castillo, atribuida al artista Bernabé de Modena y pintada hacia 1370. El historiador Liborio Ruiz ha resaltado la necesidad de ser cautos antes de realizar afirmaciones, y ha aportado más datos sobre el artista.

Según han podido investigar, la pieza pasaba épocas en la casa de los Spuche y otras en la ermita del Castillo, según se deduce de los testimonios de los historiadores González Simancas y Elías Tormo. Según está documentado, la obra fue vendida en 1923 por la familia que la poseía, perdiendole la pista hasta ahora, por lo que habría que investigar qué camino ha recorrido esa obra hasta llegar a manos de la galería madrileña.

Desde el Ayuntamiento ya se han puesto manos a la obra para recabar más información para, en el caso de que se trate de la primera Virgen del Castillo, tratar de recuperarla y traerla a Yecla. La obra debería ser comprada ya que está en manos privadas, y el precio podría oscilar los 50.000 euros.

Desde la Asociación de Mayordomos no pueden, dicen, constatar la total y absoluta veracidad de esto, pero la información que han ofrecido llega de fuentes cualificadas y muy fidedignas por lo que instan a las autoridades, nacionales, autonómicas y locales para que realicen las gestiones oportunas que conlleven a recuperar este valioso tesoro patrimonial de Yecla.
COMENTARIOS  |  0 ComentariosComentar
Crear nuevo comentario
Nombre:
Comentario:

He leído y acepto las condiciones de uso de este servicio.





Actualidad
Sociedad
Política
Cultura
Deportes
Publicidad
Búsqueda por palabras
Búsqueda por fecha
Ir
Publicidad
Subir