Acceso al área de clientes



Teleyecla Telecomunicaciones
Acceder a mi cuenta
Deportes

El Yeclano da la puntilla al Recre y se engancha a la lucha por la permanencia (2-1)
David Castillo   |   02 de Mayo de 2021  -  19:21:14
1450 Visitas
Tamaño del texto
A   A   A   A   A
Facebook
El 2 de mayo de 1808+213, el pueblo yeclano capitaneado por Iker Torre y Víctor Fenoll se sublevó a las tropas colombinas del Decano e inició la guerra por la permanencia. La escuadra de Sandroni volvió a remontar para lograr su quinta victoria consecutiva dando la estocada definitiva a un histórico Recreativo de Huelva que se mostró muy peligroso en La Constitución.

Intensidad, ocasiones, emoción...digamos que fue un partido vivido “a la madrileña”, con ese rock&roll que tanto le gusta al Yeclano pero con ritmos fusión como si en Fenoll se hubiera encarnado de futbolista el mismísimo C Tangana.

El Recreativo de Huelva puso muy cara la victoria, saliendo tan fuerte como se le esperaba porque una institución así “sé que no tiene precio, Reina dentro y fuera de casa”. Con un arreón fortísimo, a los seis minutos los onubenses se adelantaban en el marcador en un centro con su diestra desde la izquierda de Yaimil que Quiles aprovechó anticipándose en el corazón del área.

Puede parecer una pedantería, pero ese gol del Huelva quizá fue lo que mejor le pudo pasar al Yeclano. Porque los azulgranas sólo saben torear al límite, rozando la cornamenta con la femoral cual José Tomás. “Esa ambición desmedida, por las mujeres, la pasta y los focos, nos esta quitando la vida poquito a porquito a poco” cardiovascularmente a todos los que sentimos el Yeclano. ¿Que suma 11 de 54 en la primera fase? Sujétame el cubata. 15 de 15 en el play-out. ¿Que empieza perdiendo antes del cuarto de hora ante Las Palmas, Marino y Recre? Remontada a lo heroico como si lo milagroso que hace fuera fácil.

En menos de cuatro minutos, el Yeclano se enchufó y logró empatar. Esta vez el protagonista fue otro de los clásicos, Íker Torre, a quien la defensa onubense le debió cantar lo de “ni una escalera para poder alcanzarte, ni una pistola para poder gobernarte”. Y es que le tuvieron que hacer penalti cuando el de Orio la bajó en la frontal, y con una definición de cine, el Vasco empataba engañando a Nauzet.

El partido rompió por soleares y se convirtió en una Tiny Desk entre un Yeclano lanzado y un Recre de transición directa muy peligroso. Karim generó un par de buenas acciones que no acabaron en gol, y en las contras frenéticas onubenses, Madrigal desaprovechó la mejor lanzando fuera por poco.

Al descanso todo podía suceder, pero Sandroni se olió que el paso adelante debía ser de los suyos. Y así fue. Segunda mitad de libro para los azulgranas, quienes combinaron las temporizaciones con bulerías “escuchando un techno que les hacía empujarla como un animal”.

Karim avisó dando un balón genial que Íker no logró rematar cuando ya engatillaba. Pero en la siguiente, Víctor Fenoll salió a rapear por la derecha “con ese veneno que lleva dentro en la sangre metío“ y acabó fusionando a copla para poner un centrazo descomunal que era de justicia machacar hacia la red aunque lo hiciera Leal en propia puerta.

El Yeclano lo tenía en el bote, y Sandroni cambió cromos para oxigenar y buscar los espacios. El voluntarioso Perales volvió sustituyendo al emblema Íker, Vaquero relevó a Saura en modo cierrapartidos, y Chino dio descanso a un Marcos que venía de lesión y que había golpeado al larguero en un centrochut envenenado.

Karim le regaló a Christian Perales un mano a mano pero el de Enguera todavía tenía dos dedos medio rotos y se durmió en la definición. El Yeclano controlaba con cierta placidez la situación pero, sin sentenciar, su afición “lo único que quería era largarse de allí y le daba igual donde quieras elegir” entre otras cosas porque “no le temo al dolor tengo más cuártao, desde hace años pesao, lo que aguantar hasta el KO”.

Quien se fue con el gemelo “subío y el corazón partío” fue Álex Zambrano en el tramo final, sustituido por Gastón, y con sentimientos contrariados porque a su afición onubense del alma “no le vale con sus buenas acciones; ingobernable el amor de mis amores. No le vale!”.

Casi en el descuento, el partido se sentenció cuando Morcillo lanzó arriba la última que iba a disponer el Recreativo de Huelva, dando paso a la traca final de Ctangana Fenoll. El de Fortuna es de los que no está hecho “pa hacer lo correcto, porque pa esa mierda ya no tiene tiempo”. Si falla un penalti en el 92 porque le da por tirarlo a lo panenka, lo falla y punto. Porque cada día que se le ve vacilar con el balón en La Constitución es un lujo que se quedara en la retina colectiva para muchos años.

Y de esta manera, el Yeclano , pese a ser el que menos opciones numéricas tiene a su favor, llega a los tres últimos partidos dependiendo de sí mismo para evitar la Tercera. A Sandroni “le ha preguntao la Prensa, ‘Pibe’, ¿cuál es la maña? Sin cantar ni afinar pa’ que te escuche to’a España”. Y es que, aunque se muriera casi en la orilla, el Yeclano ya tiene de su lado el fervor de todo el fútbol humilde y, como no, de su afición, ante una nueva evidencia de que en Yecla todo es posible.
COMENTARIOS  |  0 ComentariosComentar
Crear nuevo comentario
Nombre:
Comentario:

He leído y acepto las condiciones de uso de este servicio.





Actualidad
Sociedad
Política
Cultura
Deportes
Publicidad
Búsqueda por palabras
Búsqueda por fecha
Ir
Publicidad
Subir